Medir el tiempo en Monteagudo del Castillo

Monteagudo del Castillo es una pequeña localidad situada a 1450 metros de altitud, sobre la Sierra de El Pobo, en Teruel. Es uno de los diez municipios que conforman el Parque Cultural del Chopo Cabecero del Alto Alfambra. Tierras altas y frías de una belleza inusual.

Allí, en las inmediaciones del pueblo, las inquietas gentes de la Asociación Amigos del Pairón de Monteagudo, en su afán de conservar e incrementar los elementos patrimoniales de la localidad, han construido un reloj de sol de gran tamaño. Iniciado en agosto y concluido en diciembre de 2020, se encuentra en la Loma de Santa Ana, y desde él se dispone de una vista espectacular del pueblo y del entorno.

Se trata de un reloj horizontal que tiene por cuadrante un semicírculo de 6 metros de radio, con un estilo de 3 metros de longitud, y cuyas horas las marcan estrellas mudéjares metálicas con números romanos.

 

 

Los relojes horizontales ubicados en el hemisferio norte orientan su estilo en dirección norte-sur, con el gnomon apuntando hacia la estrella Polar (norte). Por lo tanto, el estilo es paralelo al eje de rotación terrestre  . Monteagudo se encuentra a una latitud de 40º 27′ N, por lo que ese es el ángulo que el estilo forma con el cuadrante. 

En este tipo de relojes, la sombra completa del estilo está siempre alineada, a la misma hora, en cualquier momento del año. Por lo tanto las mismas líneas horarias, marcadas en este caso por barras metálicas que van de la base del estilo hacia las marcas de las horas, indican la hora en cualquier época del año. El gnomon (extremo del estilo) está afilado para una mejor indicación de la hora. 

Dado que el reloj de sol utiliza la sombra producida para la lectura de la hora, nos da una medida del tiempo verdadero. El día verdadero es el intervalo de tiempo que transcurre entre dos pasos consecutivos del Sol por el meridiano del lugar. Estamos hablando, lógicamente, del movimiento aparente del Sol. Como la órbita de la Tierra no es circular, sino elíptica, este movimiento aparente (visto desde la Tierra) no es uniforme. El resultado es que el Sol “va más rápido” en otoño e invierno que en primavera y verano.

Como el reloj de sol se basa en este día verdadero, para leer la hora correctamente según nuestro día medio, que es la hora oficial que normalmente usamos (la de nuestros relojes de pulsera y de nuestros móviles), hay que hacer una corrección, que viene marcada por la Ecuación del Tiempo.

Para ello, en el reloj de Monteagudo han colocado un atril con la gráfica de dicha ecuación, para que la lectura de la hora sea lo más exacta posible. La diferencia puede ser de hasta 15 minutos.

Si deseas saber más sobre el reloj y su construcción, puedes consultar esta web

Este reloj de la Loma de Santa Ana no es el único que podemos ver en Monteagudo del Castillo. Hay dos edificios destacados que cuentan con sendas parejas de relojes.

La fachada principal de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de los Ángeles cuenta con dos relojes verticales, uno con números romanos y el otro arábigos. Parece ser que uno de ellos se construyó para corregir el primero, que no marcaba bien la hora por no tener en cuenta la declinación de 38º al este de la fachada. 

  

En la fachada de Casa de la Tía Ramona, encontramos otra pareja de relojes de sol verticales. Ambos marcan la misma hora, por lo que se puede suponer que se construirían dos para mantener la simetría del conjunto. Los dos están construidos sobre láminas de arenisca, y su numeración es arábiga.

También se encontró un reloj en una fachada del Palacio Iván Tarín cuando se restauró, que se ha conservado.

Por su paisaje, por sus gentes y por sus relojes, Monteagudo del Castillo bien merece una visita.

Agradecemos a la información proporcionada por Damián Villamón para la realización de este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solve : *
14 + 8 =