Mathematikon: Matemáticas para todos

La mayoría de las grandes universidades cuentan con una facultad de matemáticas que alberga los estudios relacionados con esta disciplina. Lo que encontramos en la Ruprecht Karls Universität de Heidelberg (Estado de Baden-Wutnberg) va más allá. Es el Mathematikon.

Situado en Berliner Str. 41-49, en su Campus Im  Neuhenheimer Feld, se trata de un conjunto de dos edificios con su entorno que, además de albergar la Facultad de Matemáticas constituye una apuesta por acercar esta ciencia a los ciudadanos de a pie, motivando su curiosidad e integrando diversos aspectos en la vida cotidiana.

Para empezar, el suelo de la manzana en que se encuentran está enlosado  de manera que forma un enorme código de barras. Tal vez cuando camines por la acera no se aprecie, pero una vista aérea nos lo muestra con claridad.

Construido entre 2014 y 2016, consta de dos edificios. La parte A, situada al sur y más grande, alberga las facultades de matemáticas e informática.

En la parte B, al norte, encontramos la sorpresa: se diseñó como un espacio para todos los públicos en el que la curiosidad por diversos aspectos de las matemáticas se encendiera en cualquiera que accediera al edificio. De hecho, se plantea como un lugar de uso público: alberga un centro comercial, diversas oficinas y un parking público subterráneo, además de algunos servicios de restauración cuyas terrazas ocupan el espacio entre los edificios A y B. 

Este centro comercial se convierte en un espacio divulgativo de las matemáticas. Los elementos que lo salpican son múltiples, llamativos y entretenidos.

Tanto si accedemos por el parking subterráneo, como si lo hacemos por cualquiera de sus dos entradas, lo primero que encontramos son representaciones gráficas de ecuaciones algebraicas elaboradas con Imaginary.

Ya en el interior, en el espacio común dedicado al descanso de los clientes, nos encontramos varios elementos llamativos. Por ejemplo, sobre las cristaleras que albergan los ascensores al piso suprior nos encontramos dos citas impresas en las mismas, una de Galileo Galilei y otra de Carl F. Gauss:

El Universo está escrito en el lenguaje de las Matemáticas” de Galileo Galilei, y “Las Matemáticas son ‘regina et ancilla’, Reina y Criada en una sola“, de Carl F. Gauss.

En este mismo espacio hay unas mesas de uso libre para los clientes. El vallado bajo que las delimita está formado en parte por unas estructuras de madera con varillas y cuentas: son ábacos horizontales para que los niños jueguen mientras sus padres descansan (los niños no se cansan nunca, ya se sabe).

Incluso en los aseos públicos que están ubicados en el interior del centro encontramos una invitación a disfrutar de las matemáticas. Los espejos tienen una doble función: reflejan nuestra imagen, pero también nos proponen acertijos, y, durante el tiempo entre dos consecutivos, vemos evolucionar formas geométricas sobre nuestra imagen:

 

Si por fin nos decidimos a comprar algo y lo hacemos en la droguería que se encuentra en este centro comercial, a la hora de pagar nos despedirán ilustraciones matemáticas impresas en las cintas transportadoras de la mercancía. Como los sólidos platónicos y sus desarrollos, o una simpática interpretación de algunas de las funciones más conocidas.

Después de conocer el Mathematikon por dentro, podemos acercarnos a la zona exterior ajardinada, situada entre los dos edificios. Allí podemos contemplar tres esculturas en acero que representan otros elementos matemáticos.

Fueron instaladas en 2015 y son obra de Koos Verhoeff, matemático  informático y artista matemático. 

Acto de equilibrio está inspirado en el nudo en forma de ocho, a través de una incrustación en la celosía cúbica centrada en el cuerpo. Todas las vigas se han girado a lo largo de su eje longitudinal, de manera que la escultura se equilibra sobre una sola de ellas.

 


Lobke
(que se podría traducir por “lóbulo”) está inspirado en el octaedro, recorrido a través de lo que, en Teoría de Grafos, se conoce como un ciclo de Euler.  

Está formado por  seis lóbulos, fragmentos todos ellos de conos cuyos vértices estarían en el centro de un cubo. (Más información)

 

Ciclo de Hamilton en el fútbol  está inspirada en el icosaedro truncado a través de un ciclo hamiltoniano, el más simétrico de los varios que admite el poliedro.

 

 

 

 

El Mathematikon es, pues, parada obligada en la visita a esta maravillosa ciudad alemana, centro del movimiento romántico en este país, con la universidad más antigua de Europa que, a orillas del Neckar, nos cautiva con su Carl-Theodor-Brücke (el Puente de Carlos Teodoro), su Aldstat (Ciudad Vieja) y su imponente y famoso  palacio.

Este articulo participa en la Edición 1 del Año 12 del Carnaval de Matemáticas cuya anfitriona es MoniAlus a través de su blog El mundo en un chip.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Solve : *
6 + 29 =