«

»

Sep 25 2010

El Buscón

De "La vida del Buscón" de Francisco de Quevedo, extraemos estos fragmentos.

El primero trata de la novatada que le preparan sus compañeros de habitación:

Los compañeros se llegaron a mí quejándose y muy disimulados, a preguntarme cómo estaba; yo les dije que muy malo, porque me habían dado muchos azotes. Preguntábales yo que qué podía haber sido, y ellos decían: – "A fe que no se escape, que el matemático nos lo dirá. Pero, dejando esto, veamos si estáis herido, que os quejábades mucho".

Matemático aparece con el significado de astrólogo o también como médico
 


Este segundo fragmento corresponde al encuentro con un maestro de esgrima:

Díjome que él era diestro verdadero, y que lo haría bueno en cualquier parte. Yo, movido a risa, le dije: -"Pues, en verdad, que por lo que yo vi hacer a v.m. en el campo denantes, que más le tenía por encantador, viendo los círculos". – "Eso" – me dijo "era que se me ofreció  una treta por el cuarto círculo con el compás mayor, cautivando la espada para matar sin confesión al contrario, porque no diga quén lo hizo y estaba poniéndolo en términos de matemáticas". -"¿Es posible" -le dije yo- "que hay matemática en eso?"  "No solamente matemática" -dijo-, más teología, filosofía, música y medicina".
 


Siguiendo con la esgrima:

Y sacó el compás y empezó a decir: -"Este ángulo es obtuso."  Y entonces, el maestro sacó la daga, y dijo: -Yo no sé quién es Ángulo ni Obtuso, ni en mi vida oí decir tales nombres; pero, con ésta en la mano, le haré yo pedazos"

En esgrima, ángulo es el que  forma el brazo y  la espada con el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.