«

»

Abr 22 2017

Figuras ocultas

Autora de la reseña: María García Cutando. 1º Bachillerato. IES Valle del Jiloca

Hace unas semanas, tuvimos la suerte de ver en el cine de Calamocha la película Figuras ocultas.

Desde el comienzo podemos ver cómo las matemáticas están presentes en la película. Katherine Johnson sale de niña en la escuela observando el mosaico de una puerta y nombrando todo tipo de figuras matemáticas, isósceles, escaleno, trapezoide, entre otras. También menciona a los números primos. El colegio le concede una beca para que pueda saltarse cursos ya que tiene una capacidad intelectual asombrosa. Deja boquiabiertos a sus compañeros de clase más mayores que ella cuando el profesor le hace salir a la pizarra y la niña les explica cómo resuelve una ecuación bastante compleja para su edad.

Luego hace un salto en el tiempo hasta que es adulta y aparece junto a otras dos mujeres negras al igual que Katherine. Las tres mujeres trabajan en la NASA y son escoltadas por un agente de policía debido a que iban a llegar tarde por un fallo en el motor de su coche. En la NASA se ve discriminación por la diferencia de razas, las personas blancas ocupaban los altos cargos y las personas de color tenían su propio edificio y les era imposible alcanzar un puesto más alto al de calculadoras. Esta discriminación racial tenía una influencia inmensa en esa época.

Los rusos habían lanzado el primer satélite de la historia y los norteamericanos querían adelantarlos en la carrera espacial. Para ello necesitaban la ayuda de alguien que supiera de geometría analítica. Así fue como Katherine empezó a trabajar con los grandes ingenieros. Para comprobar su inteligencia, Harrison, el jefe, le pregunta por el triedro de Frenet y el algoritmo de ortogonalización.

A Mary Jackson la destinan junto a un equipo de ingenieros para mejorar la estructura de la cápsula ya que no era resistente, y al lanzarla al espacio tenía muchas posibilidades de acabar ardiendo. Ella les aconseja cambiar a una estructura que evite la utilización de tornillos ya que la presión a la que se somete la cápsula termina arrastrándolos y hace que aumente la probabilidad de que explote. El ingeniero jefe, que es polaco, le anima a ser ingeniera y aunque el marido de Mary la desanima, ella opta por intentarlo. Para poder ser ingeniera debe cumplir las normas, debe haber cursado en la Universidad de Virginia que es exclusiva para blancos o haber estudiado en la escuela técnica también sólo para blancos. A pesar de todas las complicaciones, se enfrenta a un juicio, que acaba ganando. De esta manera puede ir a las clases nocturnas y estudiando llega a graduarse. Así es cómo Mary consigue ser la primera mujer negra ingeniera aeroespacial.

A Dorothy Vaughan se le impide por todos los medios ser supervisora de las calculadoras de color, aunque de hecho está desempeñando ese papel sin reconocimiento. Cuando va a hablar con la encargada se ve la discriminación que sufre por ser de otra raza, al igual que cuando va a la biblioteca con sus hijos, hay sección para personas de color y aparte estanterías para blancos y la expulsan por estar en la zona reservada para blancos. Allí “toma prestado un libro” un libro que trata sobre el lenguaje de programación Fortran. Previendo que a causa de la aparición de los ordenadores pueden perder su trabajo,  estudia este lenguaje y les enseña a las demás calculadoras a programar un ordenador. Había llegado a la NASA el IBM, un ordenador capaz de calcular millones de números en un tiempo récord. Al final, gracias a Dorothy, hacen funcionar al IBM y se convierte en la primera supervisora negra en la NASA.

Katherine consigue ir más allá, aún sin tener casi datos, (eran confidenciales por lo que Paul Stafford tachaba gran parte de la información antes de entregarle los cuadernos). Mejora los cálculos que tenían hasta entonces. Esto les permite calcular la trayectoria de la primera misión tripulada por la NASA. Gracias a la colaboración de Katherine, encuentran una forma de pasar de una trayectoria elíptica a otra parabólica para el viaje de regreso, utilizando el método de Euler.

Lucha por entrar en las reuniones de los altos cargos a los que sólo podían entrar hombres blancos. En estas reuniones buscaban solución a un problema serio que tenían: los datos de la masa, la presión y otras magnitudes, cambiaban constantemente y le impedían trabajar correctamente. Se arriesgó discutiendo con el jefe hasta que pudo participar en las reuniones. Su aportación les permitió obtener más precisión en los cálculos y saber dónde caería la cápsula cuando lanzaran al astronauta y regresara.

Durante la película también se tratan otros temas a parte de las matemáticas como el romance entre Katherine y el teniente coronel James, que, a pesar de comenzar con mal pie en su encuentro en la iglesia, acaba bien: James se gana a sus tres hijas y a su madre y acaban casándose.

Además se habla de la discriminación racial, lo podemos comprobar con los siguientes ejemplos: baños separados, comedores separados, asientos en el autobús separados, incapacidad de estudiar cursos superiores a las personas de raza negra, problemas para progresar académicamente y profesionalmente, infravaloración a las personas de color incluso por género, incapacidad de alcanzar sus sueños ya que tenían menos recursos, entre otras.

También está presente la discriminación por género, las mujeres que trabajaban en la NASA tenían que llevar tacones, una falda por debajo de las rodillas y joyas sólo podían pequeños collares discretos o perlas pequeñas.

Para concluir, un dato que me ha parecido curioso de la película es que, cuando tienen que meter el IBM en la sala exclusivamente diseñada para él, no podía entrar. El ordenador no cabía por la puerta, a nadie se le había ocurrido medir el tamaño de ésta, aunque hubiera miles de ingenieros trabajando.

La película me ha parecido muy interesante. Es increíble cómo tres mujeres tan inteligentes, a pesar de todas las dificultades que tenían por la sociedad en la que vivían, hayan luchado tanto para conseguir sus metas. Además de que se refleja muy bien cómo era la época, con la gran discriminación que había se ve el gran mérito y esfuerzo de estas mujeres. También nos permite destacar todo el trabajo y valor que tuvieron para enfrentarse a esos roles establecidos. Sin ellas no habría sido posible el avance de la carrera espacial ni el desarrollo en ingeniería e informática ni la existencia de grandes momentos como el de que el hombre llegara a la Luna gracias a sus contribuciones al campo de las matemáticas y las tecnologías.

María García Cutando 1ºBTO-A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.